23 de noviembre, 2021 //

Este pasado eclipse en el eje Tauro-Escorpio, junto a Marte en Escorpio, genera una energía intensa, que no es más que energía guardada en el cuerpo por mecanismos de disociación. El trauma nos lleva a disociarnos a la mente y la energía vital que se activa en ese momento la suprimimos, quedando guardada en el cuerpo.

Esta energía guardada, retenida en el cuerpo nos impide conectar con nuestra parte más instintiva, pero también creativa y de acción. Las energía del momento nos piden dar rienda suelta a nuestros instintos, pero de manera suave, y eso se consigue cuidando a tu niñ@ interior, tu parte emocional.

Si tu niñ@ interior se siente seguro, tu parte instintiva puede ser creativa, y tu cerebro racional se limitaría a hacer de puente y comunicar. De esta manera podremos empoderar a nuestro niñ@ interior para dar sus talentos al mundo- Esto es #vivirdesdeelser

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *